Buscar
  • bettina

Arte político

Actualizado: 28 de jun de 2019

La tecnología y la comunicación del siglo XXI, provoca la disolución de los límites entre el yo público y privado, y entre el espacio personal y profesional, lo que lleva a experimentar el espacio público de distinta manera. De acuerdo con la arquitecta Belinda Tato, al margen de la revolución de la comunicación virtual, el hombre continúa siendo un animal social que necesita el intercambio con sus pares. Ya sea en búsqueda de información, experiencias o entretenimiento, el ámbito físico y el espacio público, continúa siendo el escenario por excelencia para el desarrollo social. Pero la ciudad parece satisfacer las necesidades de una sociedad pasada, los procedimientos, las regulaciones y los organismos involucrados manejan procesos lentos y burocratizados, alejados de las dinámicas contemporáneas.


Según Tato (2011) la planificación: "simplifica la realidad urbana, ignora la dimensión social y crea situaciones aisladas, en lugar de procesos, relaciones, tramas, vínculos e interacciones entre todos los elementos que la componen. El aumento del grado de complejidad de un entorno urbano multiplica exponencialmente el número de sinergias y las probabilidades de contacto entre todos los elementos, generando entornos urbanos más saludables y creativos." 1


Frente a esta realidad, una nueva generación de arquitectos reaccionará mediante intervenciones en el ámbito público, que buscan la interacción ciudadana, según Tato, “Por acción o por omisión cualquier iniciativa ciudadana tiene significado político”. Este tipo de “arte político” presentará formas alternativas de reconciliación con el espacio público obsoleto, mediante estrategias de provocación, concientización, denuncia y experiencias lúdicas.


1. Tato, B. (2011). Urbanismo instantáneo. Arquitectura Viva, 141, 24-27.

Extraído de la Tesis Las nuevas generaciones de arquitectos. Autores: Analía Álvarez, Bettina Angeloni y Jorge Chagas




Introduciéndose en este marco VAMO gana una de las propuestas del Festival de Intervenciones Urbanas FIU 2016 con el proyecto denominado Vaivencibles, bajo la premisa "Laboratorio de interacción humana como ágora de reflexión y exposición de las relaciones interpersonales contemporáneas".


Un parque de reflejos móviles donde el urbitante pasea su catálogo discontinuado de emociones, distrae su resumen de imágenes del olvido, conecta con su propia historia devenida en un equipo de guardianes oscilantes del color, compañeros de la simpatía, bailarines eternos que obsequian su danza perseverante de resistencia y amor. Un grupo de alocados divertidos que canjean empujón por abrazo, tristeza por sonrisa, rechazo por inclusión con una simple estrategia de armonía, piel sensible, ojos amistosos, brisa de amigos, grito de cambio y plan de introspección.


Informe diario Cierre de lesiones cada día del festival a las 20 hs. con un recuento de olvidos y renuncias, de agresiones y derrotas con invitación a festejar un nuevo día de convivencia.


Propuesta – Gira nacional en acuerdo con municipios y evaluación de cada ciudad – Tolerancia, convivencia y respeto 100 VAIVENCIBLES de pie al final del festival – Intolerancia 99 VAIVENCIBLES de pie al final del festival


EDICIÓN: LA PIEZA productora audiovisual. Lic. Luciana Pereyra



68 vistas0 comentarios